BLOG

NUEVO REGLAMENTO QUE ESTABLECE LOS REQUISITOS DE FACTURACIÓN PARA CONTRIBUYENTES QUE NO ESTÉN OBLIGADOS AL SII

En el BOE de 6 de diciembre, se ha publicado el Real Decreto 1007/2023, de 5 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento que establece los requisitos que deben adoptar los sistemas y programas informáticos o electrónicos que soporten los procesos de facturación de empresarios y profesionales, y la estandarización de formatos de los registros de facturación.

Este Reglamento surge como una continuación de la Ley 11/2021, que se centra en medidas para prevenir y combatir el fraude fiscal. El principal propósito es asegurar que los sistemas de facturación sean robustos, seguros y coherentes en su funcionamiento

Si bien las grandes empresas quedan excepcionadas por su actual inclusión en el SII, el resto de las empresas deberán tener operativos los sistemas informáticos adaptados a las características y requisitos que se establecen en el citado reglamento y en su normativa de desarrollo antes del 1 de julio de 2025.

La obligación de facturación electrónica para las operaciones entre empresarios (B2B), que afecta a la documentación, conservación y transmisión de estos documentos, es diferente al presente Reglamento. A fecha actual, el desarrollo reglamentario de la Ley 18/2022, de 28 de septiembre que la regula, todavía no se ha aprobado. Por tanto, los plazos para la entrada en vigor todavía no han comenzado a contar (para las empresas de facturación anual superior a 8M€ el plazo será de un año desde la aprobación del Reglamento y, para el resto, de dos años).

 

1. Aspectos generales de aplicabilidad del Reglamento:

Objeto:

El Reglamento establece los requisitos que deben cumplir los sistemas informáticos o electrónicos de facturación y los registros de facturación generados por ellos.

Las especificaciones técnicas no han sido todavía desarrolladas, lo serán por orden ministerial.

Los objetivos de la norma son los siguientes:

  • Que los registros de facturación no puedan ser alterados de ninguna forma.
  • Que los sistemas informáticos de facturación remitan a la Administración los registros de facturación de forma automática y segura.
  • Que la citada remisión de la información permita crear los “sistemas de emisión de facturas verificables” o “sistemas VERIFACTU” que permitirá la configuración de los libros registros en la Sede Electrónica de la AEAT y la comprobación de cualquier factura por parte del emisor y del receptor de la misma.

 

Ámbito de aplicación:

Los nuevos sistemas informáticos de facturación resultarán de aplicación a:

  • Los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades -con excepción de las entidades exentas o parcialmente exentas-.
  • Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que desarrollen actividades económicas.
  • Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes que obtengan rentas mediante establecimiento permanente.
  • Las entidades en régimen de atribución de rentas que desarrollen actividades económicas, sin perjuicio de la atribución de rendimientos que corresponda efectuar a sus miembros y
  • Productores y vendedores de sistemas informativos de facturación en relación con sus actividades comerciales.

Recordamos que quedan exonerados aquellos contribuyentes que llevan los libros registros del IVA a través del SII.

No obstante, no se exigirán las nuevas obligaciones sobre las siguientes operaciones:

  • Las realizadas a través de establecimientos permanentes que se encuentren en el extranjero.
  • Las realizadas por empresarios a los que sean de aplicación los regímenes especiales del recargo de equivalencia y simplificado del IVA.

A aquellos que resulte de aplicación podrán solicitar, de forma excepcional, a la Administración, la no aplicación de las nuevas obligaciones en relación con:

  • Determinados sectores empresariales o contribuyentes, cuando quede justificado por las prácticas comerciales o administrativas del sector de que se trate.
  • Las operaciones respecto de las cuales se aprecien circunstancias excepcionales de índole técnico que imposibiliten su cumplimiento.

 

2. Sistemas de facturación:

Recursos informáticos necesarios

Los obligados tributarios pueden realizar el cumplimiento de las nuevas obligaciones utilizando las siguientes opciones:

  • Sistema Informático Propio: Se requiere una declaración formal de conformidad emitida por el productor o desarrollador del sistema, certificando su adecuación a las normativas y proporcionando detalles esenciales como datos del sistema, detalles de instalación, y datos del productor. Si el sistema maneja datos personales, debe cumplir con el Reglamento (UE) 2016/679.
  • Aplicación de la Administración Tributaria: Otra opción es usar una aplicación desarrollada por la propia Administración tributaria.

En cualquiera de los dos casos, será necesaria una adaptación informática de los sistemas.

Requisitos de los sistemas informáticos de facturación:

Los sistemas informáticos deberán garantizar la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros de facturación.

Dichos registros, una vez generados y registrados, no podrán ser alterados sin que el sistema informático lo detecte y avise de ello.

Deben tener la capacidad de enviar electrónicamente estos registros a la Administración tributaria de manera segura y confiable. Además, deben mantener un registro de eventos que detalle interacciones, operaciones, y eventos relacionados.

Debe existir una separación clara entre datos tributarios y cualquier información confidencial no relacionada con patrimonio, permitiendo a la Administración acceder específicamente a los datos tributarios.

Registros de facturación

Los sistemas deben generar automáticamente registros de facturación antes o simultáneamente con la emisión de facturas. Estos registros deben incluir detalles como identificación fiscal, fecha de emisión, tipo de factura, descripción de operaciones, y detalles fiscales relevantes.

Se permite la creación de registros de anulación para facturas emitidas incorrectamente.

Se requiere la creación de una «huella» o «hash» y la firma electrónica de los registros de facturación para garantizar su integridad y autenticidad.

 

3. Sistemas de emisión de facturas verificables

Se establece la posibilidad al obligado tributario que utilice sistemas informáticos de facturación para que, de forma voluntaria, cumpla con ciertas especificaciones técnicas de remisión inmediata y segura a la AEAT de todos los registros de facturación generados.

Los sistemas que sean utilizados voluntariamente para remitir a la AEAT los registros de facturación tendrán la consideración de «Sistemas de Emisión de Facturas Verificables» o «Sistemas VERI*FACTU». Estos permiten a los contribuyentes enviar registros de facturación de manera automática y segura a la AEAT.

Se entenderá que, si una entidad comienza a enviar registros a la AEAT usando este sistema, ha optado por él, y esta elección se mantiene al menos hasta el final del año en que se realizó el primer envío.

Además, el Reglamento permite que los receptores de facturas ya sean empresas o consumidores, proporcionen a la AEAT ciertos datos de la factura mediante el uso del código «QR», sin que esto se interprete como una denuncia pública.

Otro punto relevante es la integración futura de los registros de facturación en los libros oficiales de contabilidad. Se espera que, antes del 1 de julio de 2025, los registros enviados mediante los «Sistemas VERI*FACTU» se integren en los libros de registros oficiales según el Reglamento del IVA, y posiblemente también en otros registros según el Reglamento del IRPF.

4. Entrada en vigor

El Reglamento ha entrado en vigor el 7 de diciembre de 2023.

No obstante, las entidades tienen hasta el 1 de julio de 2025 para ajustar sus sistemas informáticos a estos requisitos. Sin embargo, aquellos que producen y venden sistemas informáticos de facturación deben tener sus productos listos en el mercado en un plazo de 9 meses a partir de la aprobación de una Orden Ministerial que defina los detalles técnicos.

Resuelve tus dudas y quédate tranquilo
En Zaragoza, los mejores especialistas en asesoría fiscal
Superior